A prisoner sits on death row in a maximum security prison. His only escape from his harsh existence is through the words he dreams about, the world he conjures around him using the power of language. For the reality of his world is brutal and stark. He is not named, nor do we know his crime. But he listens.

He listens to the story of York, the prisoner in the cell next to him whose execution date has been set. He hears the lady, an investigator who is piecing together York’s past. He watches as the lady falls in love with the priest and wonders if love is still possible here. He sees the corruption and the danger as tensions in ‘this enchanted place’ build. And he waits. For even monsters have a story…

OPINIÓN

(sin spoilers)

La verdad es que tenía bastantes expectativas con este libro pero no me imaginaba que me iba a gustar tantísimo como lo ha hecho. Nos situamos en una prisión y todo el libro está narrado desde el punto de vista de un preso que está en el corredor de la muerte. Sin embargo, ello no impide que la narración se centre en otros personajes, porque gracias a los puntos de realismo mágico de los que goza el libro, vemos los puntos de vista de diversos personajes muy variados como, por ejemplo, la mujer que investiga los casos de los condenados al corredor de la muerte por si puede descubrir algo útil para que los abogados eviten la ejecución, el alcaide de la cárcel, un cura, un guardia corrupto, un joven que llega a la prisión, etc.

 

Además de que la narración resulta muy sencilla y entretenida, sin perder nunca el ritmo, hay tres  aspectos del libro que me han encantado. El primero de ellos va unido a esos cambios de personajes en los que se centra la narración, porque no se trata simplemente de aportar un mayor dinamismo a la historia, sino que nos sumerge de lleno en los diferentes puntos de vista de los personajes, ¿y lo mejor? que en cierta medida eres capaz de identificarte con cada uno de ellos y entender por lo que están pasando.

enchanted1

Y eso me lleva al segundo elemento que el libro refleja a la perfección, que no todo en blanco o negro. Es decir, no se trata tanto de que alguien sea malo o bueno, sino que se trata de personas capaces de hacer lo mejor o lo peor. Con ello no quiero decir que la novela justifique los crímenes que han cometido los personajes y que evidentemente son aborrecibles, sino que que trata de aportar otros puntos de vista y  hacernos pensar que quizás no todo es tan sencillo. Es importante destacar que la autora ha desarrollado durante años el trabajo de investigadora al igual que la mujer del libro, manteniendo conversaciones con los presos e intentando descubrir el por qué de sus actos, lo cual hace evidente esa implicación de la autora. Además, como indicaba en una entrevista, lo fácil para conquistar al lector hubiera sido decir que en verdad se trataba de inocentes en el corredor de la muerte, pero no, se trata de mostrar una situación de culpabilidad y abordarla desde diferentes prismas.

Por último, el tercer aspecto, es el realismo mágico que se introduce en la historia a fin de reflejar ciertas situaciones de una manera muy cuidada, sin caer en excesos que nos impidan conocer que está pasando y aportando algo original a la trama.

Por tanto, si buscáis un libro diferente , original, con el punto justo de realismo mágico, pero a la vez duro en ciertos momentos y que os haga pensar y replantearos ciertas situaciones, lo recomiendo totalmente. Yo no tengo dudas de que lo reeleré.

LO MEJOR: la dureza de la trama, los cambios de voces y las dosis de realismo mágico.

LO PEOR: nada.

Puntuación: 

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios