Aristotle is an angry teen with a brother in prison. Dante is a know-it-all who has an unusual way of looking at the world. When the two meet at the swimming pool, they seem to have nothing in common. But as the loners start spending time together, they discover that they share a special friendship—the kind that changes lives and lasts a lifetime. And it is through this friendship that Ari and Dante will learn the most important truths about themselves and the kind of people they want to be.

OPINIÓN

(sin spoilers)

Lo primero que destaca de este libro es su forma de narración, en primera persona desde la perspectiva de Ari y a través de unos capítulos muy cortos (en ocasiones de menos de una cara). De esta forma, la lectura es muy ágil y sencilla.

En cuanto a la historia, se centra principalmente en la vida de Ari, en sus reflexiones y sus relaciones con su madre, su padre (bastante distante), su hermano y Dante. A primera vista puede parecer una historia muy sencilla, pero nada que ver, desde situaciones más cotidianas se van tocando temas bastante más complejos con gran acierto, es una historia de autodescubrimiento y aceptación, que resalta la importancia de decir lo que se siente. Además, cuando iba por la mitad del libro pensé que tampoco estaba pasando demasiado y que la historia no avanzaba casi, lo que hizo que me costase engancharme, pero en realidad se te va sumergiendo poco a poco en la vida de Ari y en cómo él la ve.

Respecto a los personajes, Ari es el protagonista por excelencia y se nos presenta como un adolescente que no sólo se siente incomprendido sino que según él casi odia lo que le rodea y está triste, sin embargo, en ocasiones me llegó a parecer un poco pusilánime porque tampoco su vida parece tan horrible. De otra parte, ésta Dante, que es un joven que contrasta bastante con Ari, siendo más sociable y abierto. La relación que se establece entre ambos me encantó, especialmente sus conversaciones, que consiguen sacarte una sonrisa. Realmente terminas cogiendo cariño a ambos. Asimismo, también tienen mucha presencia en la historia las familias de los protagonistas y sus relaciones con ellas, abordándose temas más familiares.

Respecto al final, se van cerrando los temas que se nos han ido planteando a lo largo del libro y consigue dejarte con muy buena sensación.

Por tanto, un libro de lectura muy amena, de esos que parece que no te están contando demasiado pero que poco a poco van calándote, haciendo que te encariñes con los personajes, invitando a la reflexión por la importancia de los temas que trata y con un final que no decepciona.

LO MEJOR: la relación entre Dante y Ari.

LO PEOR: que hasta la mitad del libro puede parecer que no se avanza demasiado en la historia.

Puntuación: 

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios