Madeline Whittier es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en 17 años. Aún así, su vida transcurre feliz y tranquila hasta que el chico de ojos azules como el Atlántico se muda a la casa de al lado.

El flechazo surge por mensajería instantánea y va creciendo y complicándose a través de un sinfín de conversaciones, anhelos, viñetas, sensaciones, ilustraciones, sueños…Y es que resulta difícil volver a la rutina de siempre con todos los ruidos que llegan de fuera. De repente, Maddy es consciente del cotilleo de los pájaros y de los rayos de sol que se cuelan por sus contraventanas. Y cuanto más trata de separarse del mundo exterior, más empeñado parece en entrar…

¿Qué tendrá Olly que lo hace tan impredecible? ¿Y tan… especial? ¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Madeline se tambalee?

OPINIÓN

(sin spoilers)

Como la película basada en libro va a estrenarse en muy poco, me apetecía muchísimo releer este libro, así que rescato la reseña que hice tras mi primera lectura.

El libro está narrado en primera persona por Madeline, por lo que conocemos de primera mano qué supone ser alérgica al mundo exterior, sus pensamientos y sensaciones. Asimismo, los capítulos son muy breves, en ocasiones hay únicamente un par de frases en toda la hoja, y a lo largo de la historia se van intercalando diversas ilustraciones relacionadas con la misma, sencillas pero tiernas.

IMG_20170326_112443568En cuanto a la historia, me ha parecido bastante original que el libro parta de la situación de una adolescente con un síndrome severo de inmunodeficiencia (chica burbuja), porque, aunque es una enfermedad sobre la que había oído algo, no sabía exactamente en qué consistía y todas las dificultades que ella conlleva. Considero que la historia combina bastante bien puntos más duros, como es la enfermedad de Madeleine, con otros más alegres, como su relación con Olly, que consiguen sacarte más de una sonrisa. Así que, resulta una historia amena, entretenida, tierna y en ocasiones también dura.

Respecto a los personajes, me quedo con la sensación de que se podría a ver profundizado más en otros además de Madeline, y con ganas de saber más de Olly y de su hermana, de la madre de Madeleine, etc. Asimismo, el romance me ha parecido que surge un poco rápido, me han faltado algunas conversaciones más entre ellos. No obstante, me ha gustado que se le diese bastante importancia también a la relaciones de Madeline con su madre y su enfermera Carla, no centrándose únicamente en el romance.

Respecto al final, ha conseguido sorprenderme y dejarme con buena sensación, pero la autora lo desarrolla de una manera un poco precipitada para mi gusto.

Por tanto, un libro entretenido, que se lee muy rápido, con una historia original y unos personajes protagonistas que no pueden caerte mal, no obstante, he echado en falta una mayor profundización en algunos de ellos.

LO MEJOR:  originalidad, lectura rápida e historia tierna.

LO PEOR:  se echa en falta una mayor profundización en determinados personajes y el final un poco rápido.

Puntuación: eb3e7-4

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios