La vecina nos ha invitado a una pequeña fiesta en su casa pero prefiere que mi hija de seis meses no vaya. Nada personal, es solo que no soporta la idea de que llore. Y mi marido esta de acuerdo. Después de todo, dice, es la casa de al lado. El plan que me propone es que nos llevemos el monitor infantil y nos turnemos para ir a verla cada media hora.

La niña duerme la ultima vez que voy a verla. Pero ahora la casa me parece excesivamente tranquila, así que subo tan rápido como puedo las escaleras hasta que confirmo que mi peor pesadilla se ha hecho realidad: mi hija ha desaparecido! Nunca hasta hoy había tenido que llamar a la policía. Pero ahora están en mi casa y quien sabe lo que pueden llegar a encontrar.

OPINIÓN

(sin spoilers)

 

La historia comienza al más puro estilo del caso real de Madeleine, Anne y Marco han dejado a su hija de seis meses en casa para ir a cenar con unos vecinos y cuando regresan ésta ha desaparecido. A partir de ahí, todo irá enmarañándose incluso más, desvelándose diversos secretos de los personajes que hacen que la situación, lejos de resolverse, sea más complicada.

Uno de los aspectos que más me han convencido de su lectura en su factor enganche. Desde que lo empiezas es bastante difícil dejar de leerlo y, aunque hacía la mitad pierde un poco de ritmo, el hecho de que sea bastante breve, hace que se lea muy fácilmente. Definitivamente, en un libro muy recomendable si os apetece una lectura ágil, que enganche y que devoréis. Además, cada protagonista no es lo que parece, guardando sus propios secretos, por lo que desconfías de todos ellos y su implicación en la desaparición de la niña.

img_20170212_100259916Como contrapunto, tal como anticipaba, hacia la mitad del libro la trama pierde un poco de ritmo pero en ningún momento llega a aburrir. Personalmente, además de que hay aspectos más predecibles que en otros, como en cualquier lectura, considero que la autora no ha manejado del mejor modo ciertas revelaciones que podían haber resultado más impactantes.

En cuanto a la narración, es en tercera persona y sencilla. Sin embargo, personalmente este tipo de narración no me ha terminado de convencer totalmente, ya que prefiero que se nos muestre el carácter o actitud de los protagonistas a través de sus actos o conversaciones a que se indique expresamente que tal personaje piensa esto o lo otro, creo que le resta un poco a cualquier lectura y que quizás una narración en primera persona me habría encajado mejor. Puede que también por este tipo de narración no haya entendido determinadas acciones de los protagonistas que parecían un poco inverosímiles.

Por tanto, La pareja de de al lado es un libro que, sin ser perfecto, resulta completamente recomendable si os apetece una lectura breve, ágil, con suspense y que os enganche hasta sus últimas páginas.

LO MEJOR: el factor enganche y su agilidad de lectura.

LO PEOR: la narración.

Puntuación: 3

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios