Yo no me he buscado nada de esto. Nunca quise ser una especie de heroína.
Pero cuando toda tu vida es arrastrada por un tornado y tú con ella no tienes más remedio que dejarte llevar, ¿sabes? Sí, claro, he leído los libros. He visto las películas. Conozco la canción sobre el arcoíris y los pajaritos que cantan. Pero nunca esperé que Oz fuera así.

Un lugar donde no te puedes fiar de las Brujas Buenas, donde las Brujas Malvadas quizá sean las buenas de la película y donde los monos alados pueden ser ejecutados por sedición. Sí, sigue habiendo camino de baldosas amarillas, pero hasta eso se hace pedazos.
¿Qué es lo que ha pasado? Dicen que Dorothy encontró el modo de volver a Oz. Dicen que se hizo con el poder y que el poder se le subió a la cabeza. Y ahora nadie está seguro.
Me llamo Amy Gumm y soy la otra niña de Kansas.
He sido reclutada por la Revolucionaria Orden de los Malvados. Me han entrenado para luchar. Y tengo una misión.
ELIMINAR el corazón del hombre de hojalata,
ROBAR el cerebro del espantapájaros,
ARREBATAR el valor al león.
Y luego… DOROTHY DEBE MORIR.

OPINIÓN

(sin spoilers)

 

No es que tuviese unas expectativas demasiado altas con esta novela, pero leyendo la sinopsis, habiéndome gustado El mago de Oz y viendo las buenas críticas que ha recibido, realmente pensaba que podía estar bastante bien.

Todo comienza más o menos bien, nos encontramos con Amy, que vive en una caravana en Kansas y tiene una vida que no le gusta, deseando ir a cualquier lugar. Por azares del destino, terminará llegando a Oz, tal como hizo Dorothy años atrás, para encontrarse con que precisamente Dorothy es la mala malísima y tiene a todo Oz sometido a su voluntad.

Hasta ahí, vale, podía ser algo bueno y  diferente. Sin embargo, una vez que llega a Oz, que es al principio del libro, la historia me empezó a resultar tremendamente aburrida y lo peor es que no es que no pasen cosas, porque img_20170114_105526966_hdr la protagonista está en continuo movimiento de un lado a otro. A partir de este punto ya fue perdiendo casi todo mi interés en la trama, pero es que luego hay ciertos aspectos que me hicieron perderlo totalmente.

Además de lo aburrido de la historia, parecía que ésta iba a ser algo diferente con esos toques diferentes del mundo de Oz, pero no, todo queda reducido a la típica historia, con una protagonista adolescente que (oh, sorpresa!) desarrollará unos nuevos poderes mágicos (los tiene porque sí, quién sabe el motivo) para salvar a Oz. Y, claro está, sólo ella puede hacerlo, si no, no sería tan especial.

Obviamente, a ello hay que añadirle un instalove así sacado de la manga, porque necesariamente tiene que haber un amor irracional y precipitado por el primer humano de sexo masculino que aparece en la historia. Sí, tenemos una protagonista que, además de no sorprenderle en absoluto donde está (es algo normal que un tornado te lleve a Oz donde te quieren matar), se preocupa más de un beso que de su propia vida.

Junto a esa personalidad de nuestra protagonista, tenemos también los típicos personajes. Malos malísimos y buenos buenísimos. De hecho, casi no se ofrece ninguna explicación de por qué Dorothy es tan mala. Sí, me supongo que lo explicarán más en los sucesivos libros o en la precuela, pero debería haberse narrado aquí.

No nos engañemos, utilizando los elementos de El mago de Oz, se le ha añadido un refrito de los clichés de las novelas juveniles y es lo que aquí tenemos. No estoy en contra de los retellings, pero este libro me parece que pervierte bastante la historia original.

LO MEJOR: que apuntaba maneras al principio.

LO PEOR: trama, personajes y básicamente que se queda en una historia del montón.

Puntuación: 30f6d-1

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios