En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

OPINIÓN

(sin spoilers)

Bueno, desde que supe de este libro, con toda la publicidad que le han dado además, me llamó bastante la atención y quise leerlo. Sin embargo, aunque lo he disfrutado diría que ha sido una lectura un tanto extraña o rara, me explico.

Todo el libro está narrado por nuestra protagonista, Lucy Barton, pero la narración no sigue un orden cronológico, sino que vamos saltando y alternando a través de diversos momentos de la vida de Lucy, por ejemplo, su infancia, su encuentro con una escritora, su estancia en un hospital (este, sin duda, es uno de los acontecimientos en los que más se centra), etc. Si bien me pareció algo original, ya que nunca había leído un libro que alternase tantos momentos, tengo que reconocer que al principio me resultó confuso, sin ver demasiado hacia donde iba la trama, luego ya me percaté de que la trama es precisamente eso, Lucy contándonos diferentes momentos de su vida, como le han influido y su relación con su familia, amigos, hijas, etc.

25893709

Además, ello se combina con unos capítulos realmente cortos, que unidos a que el libro no tiene mucha extensión, aproximadamente unas 200 páginas, hacen que sea una historia muy breve y rápida de leer.

En cuanto a la historia en sí, tengo sentimientos contrapuestos. Por una parte, me ha encantado la forma de narrar de Lucy sus propios acontecimientos y cómo le influyen. Asimismo, se incluyen unas reflexiones muy interesantes, aplicables a cualquiera, y que, sin duda, dan que pensar al lector. No obstante, de otra parte, nos encontramos con que hay muchísimas parte de la historia que desconocemos, espacios en blanco de la vida de Lucy que realmente nunca llegamos a conocer.

Entiendo que esa era la intención de la autora, no servirnos todo en bandeja a los lectores sino dejarnos vía libre para que le demos una vuelta a la historia y la podamos completar como queramos o no. Sin embargo, para mí, deja muchísimos vacíos. Vale, es una historia entretenida y con unas reflexiones geniales, pero ¿de verdad tenían que quedar tantos aspectos sin explicar? Sinceramente, ya que me había enganchado quería más de Lucy, por eso la sensación final es bastante agridulce. Obviamente, este aspecto negativo no desmerece el resto, pero me quedo con la idea de que podía haber sido mejor.

Por tanto,  un libro diferente, con una narradora especial y que incluye unas reflexiones muy interesantes. Sin embargo, su forma de narración, saltando a diferentes hechos puede resultar confusa y nos quedamos con demasiados vacíos de la historia de Lucy.

LO MEJOR: las reflexiones y rapidez de lectura.

LO PEOR: al principio es un poco confuso y los aspectos sin resolver.

Puntuación: 35

Anuncios