When a beautiful, aspiring writer strides into the East Village bookstore where Joe Goldberg works, he does what anyone would do: he Googles the name on her credit card.

There is only one Guinevere Beck in New York City. She has a public Facebook account and Tweets incessantly, telling Joe everything he needs to know: she is simply Beck to her friends, she went to Brown University, she lives on Bank Street, and she’ll be at a bar in Brooklyn tonight—the perfect place for a “chance” meeting.

As Joe invisibly and obsessively takes control of Beck’s life, he orchestrates a series of events to ensure Beck finds herself in his waiting arms. Moving from stalker to boyfriend, Joe transforms himself into Beck’s perfect man, all while quietly removing the obstacles that stand in their way—even if it means murder.

OPINIÓN

(sin spoilers)

 

Escogí este libro esperando una lectura diferente y, aunque lo ha sido, para mí es una lectura que va de más a menos.

Si hay algo que hace original este libro es, sin duda, su narrador. Y es que todo el libro está narrado desde la perspectiva de Joe, un acosador cuya última obsesión es Beck, una estudiante aspirante a escritora. Personalmente, gracias a ello, el libro me ha resultado bastante inquietante e, incluso en ocasiones, incómodo de leer, ya que Joe va describiendo sus pasos mientras vigila a Beck y te das completamente cuenta de lo sencillo que puede ser, máxime si consideramos la costumbre de la gente de publicitar su vida a través de las redes sociales.

Además, nos metemos de lleno en la mente de un acosador y vemos de primera mano la versión distorsionada que tiene de la realidad y cómo justifica su comportamiento. Realmente, me he creído a Joe y considero que la autora ha ello un muy buen trabajo metiéndose en la piel de este personaje e incluso incluyendo un toque de humor en ocasiones debido al sarcasmo de Joe.

25161131A pesar de ello, han habido varios aspectos negativos que han conseguido que no disfrutase tanto de la lectura. El primero de ellos es que, hacia la mitad del libro, una vez pasada la novedad del tipo de narración, se me ha hecho un poco lento y, en general, aburrido. No es que no pasasen cosas, porque pasan, pero no me han resultado muy interesantes la verdad.

En segundo lugar, ningún personaje me ha causado demasiada impresión ni me ha llegado a importar. En realidad, me daba un poco igual qué le pasase a Joe, entendible en cierto modo porque es el “malo”, pero es que tampoco me importaba el destino de Beck. Sí, Beck es la víctima, pero es bastante diferente, únicamente la conocemos mediante Joe y no le he cogido ningún cariño.

En tercer lugar, no me he terminado de creer todo lo que le pasa a Joe porque es demasiado conveniente. Vale, puede que podría pasar eso, pero, aún así, me parece muy increíble y, en mi opinión, le resta muchísima credibilidad a la historia.

Después de leerlo inevitablemente me surge la siguiente pregunta, ¿habría existido este libro si anteriormente Dexter no hubiera tenido éxito? Y lo pongo en duda porque me da la sensación de que es un tipo Dexter versión acosador, que evidentemente ni roza la calidad del Dexter original.

Por tanto, un libro que empieza con una premisa original y diferente, pero que va perdiendo bastante, convirtiéndose en una historia previsible y con unos personajes que no provocan ninguna emoción.

 

LO MEJOR: la narración y Joe.

LO PEOR: historia previsible, personajes que dejan indiferente.

Puntuación: 4d954-2

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios