Ambientada alrededor de un grupo de los moteros, Sons of Anarchy nos muestra el funcionamiento de una banda de delincuentes del mismo nombre desde el punto de vista de uno de sus miembros.

La serie toma como hilo conductor las aventuras de Jackson “Jax” Teller (Charlie Hunnam). Hijo de uno de los fundadores de la banda y, curiosamente, hijastro de otro de los fundadores: Clarence “Clay” Morrow (Ron Perlman). Al parecer su madre -Gemma Teller (Katey Sagal)- se casó con Clay tras la muerte del padre de Jax.

Podremos apreciar como a los distintos miembros de la banda no les tiembla el pulso a la hora de cometer delitos con el fin de conseguir sus objetivos. El poder de la banda no ha parado de aumentar gracias al gran número de seguidores que cuentan por gran parte del mundo.

Pero Jackson no las tiene todas consigo, a raíz de un accidente en una de los locales propiedad del grupo de moteros, nace en Jax la semilla de la duda sobre los más que cuestionables métodos de la banda así como sus fines.

OPINIÓN

Como anticipaba previamente, se trata de una de las mejores series que he visto.

Haciendo balance de las siete temporadas, nos encontramos con temporadas muy bien definidas que nos van narrando una misma historia poco a poco pero sin pausa, si bien cada una de ellas tiene sus propias temáticas. Sin duda, la peor de ellas es la tercera, que baja un poco el ritmo respecto a las anteriores, pero al final consigue compensarlo con un gran final. Y es que, cada una de las temporadas tiene unos capítulos finales que te dejan en estado de shock y con ganas de más.

Asimismo, cada uno de los personajes es capaz de lo mejor y de lo peor e increíblemente se consigue que acabes empatizando con ellos, aunque no te gusten sus actos llegas a entenderlos. Todos los personajes están muy cuidados y, además, gusta que vayan profundizando en ellos poco a poco y no de golpe. Aunque todos los personajes son dignos de mención, especialmente destacan Jax, Clay, Gema y Tara, que llevan el peso fuerte de la serie y los actores que los interpretan bordan sus actuaciones. Otro factor clave de la serie es que los personajes van evolucionando claramente a lo largo de los capítulos en consonancia con las situaciones que les toca vivir.

Respecto a la trama, nos encontramos con una historia plagada de violencia, lealtades, mentiras y amor. Podría parecer que es una historia más pero nada de eso porque se consigue combinar todos estos elementos de una forma sublime que engancha de principio a fin y sorprende continuamente (¡qué decir de esos finales de temporada de infarto!). Además, la historia está cargada de simbolismos (la mendiga, los cuervos, los toques de las historias de Shakespeare, etc.) que lejos de hacer la historia más compleja, le añaden una mayor originalidad.

En cuanto al final, al tratarse de una serie de siete temporadas siempre va a generar opiniones a favor y en contra. En mi opinión, se trata de un final acertado y acorde al resto de la historia.

En conclusión, una de las mejores series que he visto y que siempre recordará. De las que sabes que volverás a ver no sólo por su originalidad sino por todo (trama, personajes, finales de temporada sorprendentes) y que, además, la acaban en su momento justo. Siempre tendremos presente a SAMCRO.

LO MEJOR: la historia, los personajes, lo adictiva que es, etc.

LO PEOR: la tercera temporada es algo más floja que las demás pero tampoco mala.

Puntuación: 5

Anuncios