Dos hermanas buscan su propio camino hacia la supervivencia, el amor y la libertad en la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial.

Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia… pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes.

Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar difíciles decisiones para mantener con vida a su familia.

La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los nazis, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente, pero cuando él la traiciona, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar hacia atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.

En el amor descubrimos quiénes queremos ser.

En la guerra descubrimos quiénes somos en realidad.

OPINIÓN

(sin spoilers)

Desde que supe de la existencia de este libro quise leerlo, y a provechando que hace poco salió en castellano, por fin pude hacerme con él. Los que me soláis leer, sabéis que me gusta bastante la novela histórica ambientada durante la Segunda Guerra Mundial siempre que esté bien hecha y, este caso ha sido uno de ellos.

El libro está narrado desde la perspectiva de dos hermanas francesas, Vianne e Isabelle, alternándose sus narraciones de una forma muy amena. De este modo conocemos de primera mano los pensamientos y las situaciones que tienen que afrontar cada una de ellas. La trama realmente me ha resultado muy interesante porque, precisamente, se centra en el punto de vista de las mujeres que, sin ir a la primera línea de la guerra, la sufren igual desde sus hogares, como en el caso de Vianne, o uniéndose a la Resistencia, en el supuesto de Isabelle. No voy a contar nada más de la trama porque si no os desvelo demasiado, pero tened en cuenta que es una historia que obviamente trata el tema de la guerra, pero en el que también tienen muchísima importancia las relaciones familiares, la amistad y el amor, pero siendo el amor un elemento más, no el aspecto central.

En cuanto a los personajes, me han gustado muchísimo porque los he percibido bastante reales al no ser perfectos. De hecho, en varias ocasiones puede que no los entiendas del todo, que se equivoquen o que no compartas sus actuaciones, pero eso precisamente es lo que los hace más creíbles. Asimismo, es evidente la evolución que experimentan las protagonistas a lo largo del libro y cómo van cambiando completamente debido a las situaciones que viven.

En cuanto al final, gracias a la autora porque lo desarrolla con mucho cuidado y cerrando todas las tramas, no es nada abrupto ni precipitado, si no que, como lectora, me ha dejado totalmente satisfecha.

En definitiva, si os gusta la novela histórica ambientada en este período, seguro que lo disfrutáis muchísimo porque es un libro bastante diferente a otros del género, con una trama interesante y unas protagonistas que consiguen engancharte a su historia.

 

LO MEJOR: la trama y los personajes.

LO PEOR: nada.

Puntuación: 

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

 

Anuncios