Guiado por su instinto, un bebé escapa de la cuna en medio de la noche y logra alcanzar el cementerio más cercano a su casa. El individuo que lo persigue, cuchillo en guante, acaba de asesinar a toda su familia y está decidido a terminar con él. Pero los espectros del camposanto protegen al pequeño y acaban acogiéndolo en sus tierras. Aunque esta vez se le ha escapado, el siniestro hombre Jack no descansará hasta cumplir su misión…

OPINIÓN

(sin spoilers)

Como el mes anterior leí “El océano al final del camino” y lo amé totalmente, estaba claro que iba a seguir leyendo más libros de Neil Gaiman y esta ha sido mi siguiente elección.

En esta ocasión nos encontramos con un niño que escapa del asesino de toda su familia y termina quedándose a vivir en un cementerio, junto con todos los habitantes del mismo. La idea en sí ya me pareció bastante original y, además, ello se acompaña de la excelente narración de Neil Gaiman. La verdad es que tiene una pluma especial y da gusto leerle.

Sin embargo, los primeros capítulos no consiguieron engancharme del todo. En ellos se narran varias anécdotas de la vida de nuestro protagonista y su interacción con los diferentes habitantes del cementerio, así como con humanos, y aunque son entretenidas, no terminaron de hacerme querer leer más y más. Eso sí, merece la pena seguir porque a continuación es muy agradable ver que todo tiene su repercusión posteriormente y que, en realidad, todo lo que nos cuenta el autor tiene su incidencia en la resolución de la trama.

Además, el punto fuerte y entrañable del libro son, sin duda, sus personajes. El propio niño protagonista, Nad, en castellano, o Bod, en inglés, consigue encandilarte, en gran parte por su relación con los demás habitantes del cementerio. Personalmente, mi personaje favorito ha sido Silas, quien será el guardián del Nad en su vida en el cementerio y que intentará protegerle de los peligros que le acechan.

Por último, el final no decepciona y, asimismo, a lo largo de todo el libro se incluyen diferentes reflexiones muy interesantes y que merece la pena leer.

En definitiva, un libro original, entrañable, entretenido y que realmente es bonito de principio a fin. Se lo recomiendo a cualquiera.

LO MEJOR: originalidad y los personajes.

LO PEOR: que los primeros capítulos pueden parecer algunas anécdotas no muy relevantes, pero no os fiéis que sí son importantes.

Puntuación: 

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

Anuncios