El circo llega sin avisar.

No viene precedido de ningún anuncio, no se cuelga cartel alguno en los postes o vallas publicitarias del centro ni tampoco aparecen notas ni menciones en los periódicos locales. Sencillamente, está ahí, en un sitio en el que ayer no había nada. Abre sólo de noche y no es un circo cualquiera…

Le Cirque des Rêves, pues ése es su nombre, es en realidad el escenario de una feroz competición: un terrible duelo entre dos jóvenes magos, Celia y Marco, entrenados desde pequeños para este propósito; un desafío que sus entrenadores llevan preparando desde hace años. Lo que no saben, y pronto descubrirán, es que éste es un juego mortal en el que sólo puede haber un vencedor. Un precio muy alto para dos jóvenes que acaban de descubrir el amor, un amor mágico y profundo que ilumina todo lo que tocan.

Pero la partida debe continuar, y Marco y Celia sólo podrán confiar en el destino…

OPINIÓN

(sin spoilers)

¿Sabéis esa sensación que se te queda cuando has leído un libro que te ha transportado totalmente a otro lugar y vuelves a la realidad? Pues eso es exactamente lo que me ha pasado con este libro, la sensación de que yo quiero visitar un circo como éste.

Uno de los elementos que ayudan a sumergirte en esta historia es su narración, que se caracteriza por estar sumamente cuidada y resultar evocadora, consiguiendo una ambientación inmejorable. Además, a lo largo del libro la narración se asume por diversos personajes, no sólo los dos protagonistas principales, por lo que tenemos una visión muy amplia del propio circo y de las personas integradas en el mismo, sin que sobre nada. En ocasiones, he leído críticas de que el libro resulta lento, en mi opinión, no fue así. Sí, no es un libro trepidante, en el sentido de que transcurran constantemente escenas de acción, pero es que eso no encaja con este tipo de historia. Se trata de un libro para degustar poco a poco, sin prisa, porque precisamente ello hace que consigas meterte en la historia, eso sí, igualmente tenemos momentos de mayor acción y no aburre en ningún momento, enganchando hasta el final.

En cuanto a la trama, acompañamos a nuestros protagonistas, Celia y Marco, desde su infancia hasta la competición a la que están abocados, pero el libro en más que eso, ya que en el curso de esa competición viviremos de primera mano la creación de este original y curioso circo, así como conoceremos a sus artistas y las implicaciones que conllevarán para todos esa competición. Además, aunque la sinopsis se centra mucho en el amor, no os confiéis, sí hay amor, pero también amistad, relaciones familiares y, por supuesto, muchísima mágica, lo que le da un toque muy diferente. Realmente se trata de una historia muy diferente y original, que sin duda recordaréis y que engancha de principio a fin porque no tienes ni idea de cómo terminará.

Respecto a los personajes, los protagonistas me han gustado especialmente, tanto Celia como Marco son adorables, he sufrido y disfrutado con ellos y de toda la magia que les rodea. Pero es que, además, tenemos unos personajes secundarios que también son complejos y tienen su propia relevancia en la historia, no están de pegote, y personalmente me ha encantado esas diferentes perspectivas.

Por tanto, un libro muy original y diferente, con una ambientación sublime que nos sumerge de lleno en un circo al que, sin duda, quisiera visitar, narrándonos una historia cargada de magia y con unos personajes especiales.

LO MEJOR: ambientación y originalidad.

LO PEOR: un poco insta-love, pero se le perdona.

Puntuación: 

¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado?

 

Anuncios